El liderazgo participativo está de moda

montse-altarriba-liderazgo-participativo

Las nuevas tendencias dentro del desarrollo del liderazgo apuntan al liderazgo participativo y basado en valores como la mejor manera de gestionar organizaciones y equipos. Las antiguas teorías basadas en la competitividad y el recompensar económicamente según los resultados están quedando obsoletas. Se está demostrando que la cooperación es una de las competencias que mejor resultados está obteniendo. Las personas quieren realizarse y también desean ser parte de algo. Liderar a los empleados implica conocerles como personas. Saber qué les interesa, qué les hace diferentes, cuál es su valor añadido y cuáles sus aspiraciones y necesidades. Potenciar las relaciones humanas fomenta la cooperación y el compromiso, y como consecuencia facilita el logro de los resultados.

Las personas cada vez aspiran a un mayor equilibrio entre su vida personal y su vida laboral, buscan tener más iniciativa y trabajar en equipo. Es responsabilidad del líder el canalizar las sinergias y conseguir la colaboración manteniendo a los equipos y a las personas alineadas con un objetivo común.

El desarrollo de este liderazgo participativo que tiene su foco en las personas, requiere un aprendizaje en el que el autoconocimiento, la toma de conciencia y la experimentación son aspectos fundamentales. Aprender a conversar y a dar y recibir feedback resulta de gran utilidad para desarrollar las habilidades necesarias para este nuevo liderazgo.

En este proceso de desarrollo de los actuales y futuros líderes de las organizaciones, los procesos de acompañamiento como el coaching y el mentoring son muy posibilitadores, al fomentar la toma de conciencia, el autoconocimiento, la apertura de alternativas y posibilidades y la definición del propósito. El posterior acompañamiento en la puesta en marcha de un plan de acción para alcanzar el objetivo y el consiguiente aprendizaje que se irá generando son pasos igualmente necesarios para consolidar el cambio de comportamientos, hábitos y actitudes.

La colaboración y la participación se revelan como competencias cada vez más en alza tanto en empresas como en organizaciones, al fomentar ambas los dos aspectos cruciales del crecimiento: compromiso y confianza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s