Llega 2018 – Un nuevo año lleno de posibilidades

Felicitacion_Navidad2017_MontseAltarriba

Acaba 2017 en un año lleno de retos para mí: la consolidación de la Escuela de Coaching EDPyN , la apertura de EDPyN Consulting, el gabinete de consultoría hermanado a la escuela y la publicación de mi libro Coaching para Pymes.

Estos tres elementos vehiculan mi apuesta personal en este 2017 por el desarrollo de personas y negocios, de la mano de las tres disciplinas profesionales que ejerzo en la actualidad: el coaching, la formación y la consultoría.

Ha sido muy gratificante para mí la satisfacción de los alumnos de las primeras promociones de la escuela; al cierre de nuestro primer año de actividad han pasado por nuestras aulas cerca de 40 alumnos.

En mi actividad como consultora del departamento de consultoría estratégica de Pimec, he acompañado a más de 30 empresas a planificar su relevo generacional y a mejorar la gestión de sus equipos de dirección.

Este año 2017 he participado como formadora de las materias opcionales de crecimiento personal del programa Consolida´t de Pimec en Barcelona, un programa dirigido a autónomos que buscan mejorar el resultado de sus negocios. Ha sido un placer acompañar a estos profesionales a buscar alternativas de gestión y a mejorar sus competencias y habilidades que impulsen su papel al frente de sus negocios.

En el mes de junio participé como ponente en la feria BIZ Barcelona, la feria del emprendimiento para pymes y autónomos, con una conferencia sobre la transformación digital y la cultura colaborativa.

Montse Altarriba BIZ Bcn 1

Y en Septiembre de este año se publicó mi libro “Coaching para Pymes”, en el que de manera simple y didáctica, quiero exponer mi opinión de que llegó la hora de que el Coaching, como potente disciplina de gestión del cambio, entre en la pyme para quedarse. Es hora de que los pequeños empresarios y profesionales se beneficien de las aplicaciones de esta técnica que se ha revelado una gran herramienta de desarrollo en empresas de mayor tamaño y organizaciones.

Para cerrar este 2017, tan solo me queda desearos unas Felices fiestas y enviaros mis mejores deseos de éxito y bienestar para el próximo año 2018.

En lo personal, seguiré trabajando para que este 2018 sea para mí y para mis clientes un nuevo año lleno de posibilidades.

¡Feliz Navidad!

 

 

 

montse altarriba transformación digital

La transformación digital: renovarse o morir

Vivimos tiempos cambiantes: las tasas de insatisfacción con el trabajo son preocupantes, abunda el estrés, el desánimo y la inseguridad, nuestra población se envejece y va menguando y nos enfrentamos cada día a cambios continuos en procesos, productos y maneras de relacionarlos. Podemos vivir todo este nuevo panorama como una amenaza o como una oportunidad.

En este nuevo terreno de juego, empresas y organizaciones se enfrentan a dos nuevos retos fundamentales para avanzar:

  • Ayudar a las personas que las componen a gestionar el cambio y fomentar la colaboración entre ellas.
  • Aprovechar la imparable transformación digital en los procesos y modelos para abrir nuevas oportunidades de negocio.

Entendemos por transformación digital una transformación veloz, profunda y relacionada con todos los elementos del negocio para aprovecharse de las oportunidades que se derivan de las tecnologías digitales y de su impacto en la sociedad, de manera estratégica.

La pregunta es sencilla: Si mis clientes cambian, ¿puede mi negocio permitirse no cambiar?

Lo cierto es que las estadísticas nos dicen que la digitalización de las empresas y especialmente de las pymes avanza a un ritmo muy lento y que todavía queda mucho por hacer.

Una estrategia digital no afecta tan sólo a aspectos de marketing digital. Eso es la primera fase del proceso. Debe incorporar también elementos de cambio en la gestión de las personas, cambios en la gestión de las operaciones y, por último, cambios en la gestión financiera, para adaptarlos a esta nueva era digital.

Rodearse de expertos que nos acompañen en este proceso de cambio será de gran ayuda. Disciplinas como el coaching, la consultoría, la formación o el mentoring pueden ser grandes aliados para la empresa en esa transformación del negocio y de las personas.

 

3 leyes a recordar para una mejor gestión del tiempo

montse-altarriba-las-3-leyes-del-tiempo-b

Se dice que la clave del éxito de una persona es el modo en que administra su tiempo. Cuando hablamos de gestionar el tiempo de una manera eficaz, de lo que se trata es de responder a la pregunta de ¿cuál es la mejor manera de usar este minuto? Definir los objetivos, analizar las actividades a realizar y programar el tiempo nos van a ser de mucha utilidad para ello.

El tiempo es un recurso escaso y posiblemente uno de los bienes más preciados. Tiene algunas características propias que le hacen muy diferente a otros recursos. Y es que el tiempo es equitativo, en el sentido de que está repartido por igual: todos tenemos por delante cada día los mismos 1.440 minutos. El tiempo no puede acumularse, ni ahorrarse, ni tomarse prestado, a diferencia de otros recursos. Y, por último, el paso del tiempo es inexorable y sin posibilidad ninguna de vuelta atrás. Lo paradójico es que cada uno de nosotros disponemos, mientras vivimos, de todo el tiempo que existe, pero en multitud de ocasiones tenemos la sensación de que no tenemos tiempo suficiente.

Hay 3 Leyes que son de especial aplicación para aprender a gestionar el tiempo de manera más efectiva.

La primera de las leyes es el Principio de Pareto, que nos dice que el 20% del tiempo de trabajo de una persona contribuye al 80% de los resultados.  Vifredo Pareto afirmó que “los elementos críticos de cualquier conjunto constituyen, por lo general, sólo una minoría”.

La segunda ley que explica la gestión del tiempo es la Ley de Parkinson, que explica por qué las cosas llevan más tiempo del que deberían: “todo trabajo se dilata indefinidamente hasta ocupar todo el tiempo disponible para su completa realización”.

Y la tercera ley que aplica cuando nos referimos al tiempo son las 3 Leyes de Murphy. La primera de ellas nos dice que “nada es tan sencillo como parece en un principio”. La segunda nos advierte de que “todo lleva más tiempo de lo que se pensaba al principio”. Por ello, no resulta eficaz asignar a una tarea un tiempo escaso. Complementando a la Ley de Parkinson, tan ineficaz es asignar un tiempo excesivo como insuficiente. La tercera Ley de Murphy fue la que le hizo famoso y es la que dice que “si algo puede ir mal, irá mal”. Anticiparse a los fallos y tener un plan de contingencia nos ahorrará tiempo en el futuro.

Para tomar conciencia de lo eficaz que resulta la gestión del tiempo, suele ser un buen ejercicio el asignar un valor económico a una hora de nuestro tiempo. Con ello tendremos más claro el coste de oportunidad del tiempo “perdido”. Entendiendo como “tiempo perdido”, el hacer algo que es menos importante que otra cosa que se pudiera hacer en su lugar.

Cómo conseguir negocios más competitivos

56-montse-altarriba-negocios-competitivos

“¿Cómo puedo hacer crecer mi negocio y ser más competitivo?” Esta es una de las preguntas más frecuentes del empresario en el ámbito de la pequeña y mediana empresa. Para responder a esta pregunta, el empresario debe analizar cómo puede impulsar el crecimiento de la facturación y de los resultados del negocio, cómo puede optimizar los recursos para mejorar la competitividad y cómo puede conseguir un equipo de trabajo alineado con su visión estratégica.

Desde la consultoría y el coaching se ofrece un acompañamiento que resulta muy útil en la mayoría de los casos, porque aporta una mirada externa y experta que despierta una toma de conciencia de la situación presente y de las alternativas de crecimiento. El servicio de acompañamiento suele estructurarse en cinco ámbitos del negocio:

1.- Cómo obtener un incremento de las ventas con un equipo de ventas ganador. Las competencias que deben trabajarse para conseguir este objetivo son entre otras: la generación de confianza, fomentar la escucha activa, potenciar la innovación y la creatividad en las propuestas, gestionar de manera más eficiente la planificación. Y todo ello con el objetivo principal en mente de poder identificar mejor las necesidades de los clientes.

2.- Cómo optimizar los recursos, lo que permitirá a la empresa ser más competitiva. El trabajo en este ámbito de negocio se centrará en el análisis de procesos, control de costes y búsqueda de sinergias.

3.- Cómo desarrollar un marketing eficaz, que traduzca la estrategia a planes concretos de actuación. El trabajo en este campo parte de un buen análisis de la situación de mercado, de la revisión de las variables de marketing clave a la construcción de un plan de operaciones y al diseño y planificación del plan de comunicación del negocio.

4.- Cómo gestionar el cambio, y evaluar alternativas de desarrollo futuro del negocio. Aquí entraría la valoración de procesos de alianzas comerciales, asociaciones, adquisiciones, así como los procesos de sucesión de los negocios en el caso de que sean negocios familiares.

5.- Cómo fomentar el desarrollo de las personas que colaboran con el negocio, tanto en lo que se refiere a equipos de trabajo como a aquellas personas con mayor responsabilidad. El trabajo en este ámbito se focaliza en la optimización de la eficiencia de los equipos, la mejora de la motivación, así como la mejora de ciertas habilidades directivas y de liderazgo.

En este tipo de procesos, desde el coaching y la consultoría, de acompañamiento a empresarios que buscan hacer crecer sus negocios resulta fundamental el desarrollo de tres habilidades transversales: la creatividad y el pensar en grande, la comunicación eficaz y la generación de confianza.

 

¿Qué es y para qué sirve el Protocolo Familiar?

54-montse-altarriba-protocolo-familiar

Las tasas de supervivencia de la empresa familiar ante el relevo generacional son lamentablemente muy bajas: tan sólo el 30% de las empresas familiares sobreviven al primer cambio generacional y si nos vamos al segundo salto de generaciones, la tasa baja al 15%.

El hecho de planificar aumenta las posibilidades de éxito de este proceso complejo de relevo generacional. Un proceso que requiere un tiempo de implementación largo y que consta de cuatro fases: la planificación, la preparación del sucesor, el traspaso y la retirada efectiva del empresario.

El protocolo familiar es un acuerdo consensuado que fija el marco de las relaciones entre empresa y familia, firmado entre los familiares socios de una empresa. Su principal finalidad es la de asegurar la continuidad del negocio en manos de la familia en las próximas generaciones, garantizando principios como la unidad, la armonía, los valores empresariales fundacionales o los criterios de rendimiento económico.  Se trata de establecer un código de conducta personal y familiar en beneficio de la continuidad de la empresa y de la familia, en un intento de anticipación que fije las futuras reglas del juego en las relaciones entre la familia empresaria y la empresa familiar. No hay un formato estándar, y es conveniente que quede por escrito y se firme por todos los participantes.

El objetivo de un proceso de elaboración del protocolo familiar es el de velar por la continuidad del negocio en manos de la familia y sentar las bases para la regulación de temas como la distribución futura de la propiedad, la futura dirección ejecutiva y la participación de familiares en la dirección del negocio, así como la retribución futura a familiares.

Suele ser mucho más importante el proceso de elaboración hasta llegar a un pacto entre los firmantes que el documento final, ya que este proceso permite conversar de temas sobre los que quizás la familia empresaria no había tenido ocasión de conversar y conocer las posturas de unos y otros.

Entre los servicios de consultoría que ofrezco a personas y negocios, estoy especializada en este servicio de soporte a la empresa familiar en el relevo generacional y elaboración del protocolo familiar. Si quieres saber más, no dudes en contactar conmigo.

 

El negocio del Coaching

montse-altarriba-el-negocio-del-coaching

¿Sabía que el 58% de las empresas que contratan procesos de coaching ejecutivo declaran sentirse “satisfechas” con su inversión y el 23% “muy satisfechas”?

El coaching como herramienta para el desarrollo de las personas en el ámbito de los negocios está obteniendo muy buenos resultados y un retorno de la inversión muy positivo (se estima en 7 veces la inversión inicial), incrementando de manera significativa la productividad de los colaboradores y empleados de empresas y organizaciones.

Las empresas que contratan servicios de coaching buscan fundamentalmente lo siguiente: fortalecer el desempeño profesional de su gente, potenciar las capacidades de comunicación dentro de la organización y desarrollar las habilidades de liderazgo de sus mandos de dirección. En menor porcentaje encontramos empresas que necesitan ayuda en clarificar objetivos y estrategias, fomentar la participación de las personas y su proactividad para afrontar los retos y por último gestionar el cambio de una manera más eficaz.

El prestigioso organismo de coaching internacional ICF (International Coach Federation) estima que existen unos 64 mil coaches certificados a nivel mundial, de los que un 67% son mujeres. En Europa hay actualmente unos 27 mil coaches.

En cuanto al perfil del cliente o coachee, la franja de edad que más utiliza el servicio de coaching es la de 35 a 54 años. El 52% de los coachees son mujeres y el 48% son hombres. En cuanto al perfil profesional, el cliente más frecuente son directivos y cuadros medios. En segundo lugar, altos cargos ejecutivos. Y, en tercer lugar, emprendedores, empresarios y dueños de sus propios negocios.

Utilizar los servicios de coaching como elemento para el desarrollo de las personas es una práctica que se ha ido extendiendo en los últimos 25 años. Y le queda un amplio recorrido de expansión y crecimiento futuro, con el fin de llegar a países en los que su implantación es hoy poca y especialmente entrando en nuevas organizaciones y profesiones que puedan también beneficiarse de sus efectos.

En definitiva, el negocio del coaching hoy goza de buena salud. Y tiene como profesión, buenas perspectivas de crecimiento futuro. Como dicen algunos profesionales muy reputados, el coaching llegó a los negocios para quedarse.

De “empleados ocupados” a “personas plenas”

montse altarriba personas plenas

Jack Welch, famoso CEO de General Electric, dijo una vez que si sólo pudiera utilizar tres métricas para dirigir una compañía, esas tres serían la satisfacción de los clientes, la satisfacción de los empleados y el flujo de caja. Velar por el desarrollo y crecimiento de las personas, potenciar la mejora de sus habilidades y competencias, mejorará los índices de satisfacción del clima laboral y contribuirá también a mejorar el rendimiento del trabajo y los resultados del negocio.

Las organizaciones que implantan el coaching como medida de desarrollo consiguen mejorar notablemente la satisfacción de sus empleados. Y con ella, la mejora de su rendimiento. Hay estudios que demuestran que empresas que combinan el coaching con programas de formación mejoran la rentabilidad en un 85%.

El coaching es un proceso de aprendizaje y reflexión, que tiene como objetivo el desarrollo tanto personal como profesional. El coach acompaña al coachee (el cliente) en una relación profesional de confianza y colaboración que potencia su toma de conciencia, compromiso y responsabilidad para alcanzar objetivos extraordinarios. El coaching es un proceso integral que puede involucrar a todas las áreas de la vida, incluidos el trabajo, las finanzas, la salud, las relaciones, la educación y el ocio.

En el ámbito de las empresas, el coaching se revela como una poderosa herramienta de desarrollo de las personas. Entre sus beneficios destacan la mejora de la comunicación tanto interna como externa, la mejora de las relaciones dentro de los equipos de trabajo, un mejor uso de las habilidades y recursos, así como una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación al cambio. En empresas que utilizan el coaching se consigue un ambiente de trabajo más respetuoso con valores como la responsabilidad, la colaboración y el compromiso. El cambio cultural que se produce favorece la mayor motivación de un personal más comprometido e involucrado con el negocio. Esta mayor proactividad se suele traducir también en un aumento de la creatividad en el seno de las empresas.

El coaching busca lograr lo mejor de personas y equipos y eso se traduce en un aumento del rendimiento y por ende de la productividad del negocio. Es un gran aliado para retener y captar el mejor talento para las organizaciones.

El coaching es una clara apuesta por las personas como motor de crecimiento de organizaciones y empresas. Implantar programas de coaching dentro de las políticas de desarrollo supone dejar atrás el concepto ya desfasado de “empleados ocupados” y caminar hacia un concepto mucho más enriquecedor de “personas plenas”.

4 generaciones comparten hoy los lugares de trabajo, ¡todo un reto!

montse altarriba 4 generaciones

Por vez primera en la historia, cuatro generaciones comparten los lugares de trabajo, y gestionar esa diversidad es todo un reto. Cuatro generaciones que tienen distintos estilos de trabajo, distintos valores y distintos medios de trabajo preferidos.

Los mayores provienen de la generación de los nacidos durante el baby boom, entre 1946 y 1964. Para esta generación, el estilo de trabajo en equipo se responde al concepto de “remar juntos”. El trabajo en equipo es todo un valor y presupone compartir objetivos y propósitos comunes. El medio de trabajo preferido es el cara a cara, la relación personal.

La segunda es la llamada Generación X, los nacidos entre 1965 y 1979. Aquí prima un estilo de trabajo en equipo en el que se valoran las contribuciones únicas que los miembros puedan hacer. Se valora la diversidad, pero en ocasiones se lucha contra ella. Tienen importancia aspectos derivados de las redes de trabajo en equipo. El medio de trabajo en equipo preferido sigue siendo el cara a cara. Y es una generación que suele ser reacia a compartir, la premisa aquí es “el conocimiento es poder”.

La tercera generación es la Generación Y, los nacidos entre 1980 y el 1994. La generación Y es la primera que ha convivido siempre con las nuevas tecnologías de la información y no entiende el mundo sin ella. Para esta generación cobra mucha importancia la confianza y la apertura, la pauta de reuniones en equipo sería la de pocas y ocasionales. Son personas a las que les gusta conocer la visión global, la big picture. Prima el individualismo y la autonomía.

Baby Boomers Generación X Generación Y
Perspectiva Optimista Escéptica Esperanzada
Ética profesional Volcados Equilibrados Decididos
Ante la autoridad… Amor/Odio Desinterés Cortesía
Liderazgo por… Consenso Competencia Colectivismo
Espíritu de… Auto motivación Anti compromiso Inclusión
Fuente: Instituto de Empresa y Adecco (2007)

La cuarta generación es la Generación Z, los nacidos a partir del 1995, una generación que ya se está incorporando al mercado de trabajo. Entre sus valores está la solidaridad y el crear comunidad. Renace el espíritu crítico y la conciencia social. Hay quien habla de ellos como los venidos para “salvar el mundo”. ¿Cómo se comportarán en el mercado de trabajo? ¿Sabrán trasladar esos valores a los negocios y a las empresas?

 

 

¿En qué consiste la felicidad laboral?

montse altarriba felicidad laboral

Según un informe de Adecco publicado a finales del 2015, 6 de cada 10 trabajadores decían estar dispuestos a sacrificar sueldo a cambio de una mayor felicidad laboral.

¿Qué beneficios reporta a las empresas esa mayor felicidad laboral? Margarita Álvarez, la directiva de Adecco que lidera esa investigación, decía: “unos trabajadores felices son más innovadores, más productivos y están más comprometidos con su empresa, además de trabajar mejor en equipo y adaptarse más rápido a las circunstancias”.

La idea es sencilla: mejorar la satisfacción y la motivación de los trabajadores reporta mejores resultados económicos a las empresas, gracias a un aumento de la productividad y grado de compromiso de sus plantillas.

¿En qué consiste esa felicidad laboral? Los componentes más valorados por los trabajadores dentro de esa llamada felicidad laboral son básicamente seis:

  • Buen ambiente
  • Compañerismo
  • Realización personal
  • Estabilidad
  • Conciliación
  • Salario

El salario tradicional como vemos no es ya suficiente para mantener la motivación de los colaboradores de las empresas. Empieza a pesar y mucho el llamado salario emocional, es decir todas aquellas retribuciones no económicas que la empresa fomenta y pone a disposición de sus trabajadores, orientadas a mejorar su calidad de vida y crear un buen clima en la organización. Estas medidas tienen un efecto muy positivo en la cultura de la empresa y no suelen representar un coste económico significativo para la organización, en función de la mejora del resultado que generan.

El reto para las empresas hoy es comprometerse con el desarrollo de las personas, con su realización personal, con el fomento del trabajo en equipo y la colaboración, generando confianza y potenciando el compromiso de sus plantillas. Este camino no ha hecho más que empezar y las propuestas para dotar de contenido a este nuevo enfoque son variadas e innovadoras.

 

Las 10 recetas de éxito en la sucesión de la pyme familiar

montse altarriba recetas éxito sucesión

La sucesión en una empresa familiar es algo natural, y se producirá de todas formas, tarde o temprano. Desgraciadamente, la mayoría de pymes familiares en España no consiguen superar con éxito el primer relevo generacional. De hecho, según las estadísticas, tan sólo el 30% de las pymes en España lo hacen. Esa tasa de supervivencia baja hasta el 15% en el segundo relevo a siguientes generaciones.

Hoy vamos a recordar las 10 recetas de éxito en la sucesión de una pequeña y mediana empresa familiar, que garanticen la continuidad del negocio en manos de la familia en el momento de la retirada del empresario.

La primera es planificar. Anticipar y planificar con tiempo el relevo generacional es una de las mejores garantías de éxito de este proceso, que es muy largo y muchas veces complejo. El segundo punto importante es el abrir un espacio para el análisis y no dejar el relevo en manos del azar o de la casualidad. Tomar conciencia, determinar qué objetivos se quieren conseguir y ver qué vías existen para llegar ahí, será de gran utilidad para la toma de decisiones en este tema. La tercera receta es la de escribir. El protocolo familiar está demostrando ser un documento de gran valor para regular las interacciones entre las familias empresarias y las empresas familiares, determinando un código de conducta y siendo una herramienta de auto regulación. El cuarto consejo es tener paciencia, la sucesión es un proceso largo que puede durar entre 5 y 10 años, y que irá abordando distintas fases en las que las necesidades y actuaciones serán distintas. Que el empresario piense también en sí mismo y en sus necesidades sería el quinto elemento a tener en cuenta. La sexta receta es la de ilusionar a la familia empresaria; abordar la sucesión desde la responsabilidad, la confianza y el compromiso de todos los miembros de la familia resulta muy posibilitador. La séptima receta se refiere a la elección del o de los sucesores; en este punto, el elegir bien marcará a buen seguro la diferencia. Una vez elegido, es conveniente ayudar al sucesor, esta sería la octava consideración. En el momento del traspaso de las funciones de dirección, el que predecesor y sucesor puedan formar equipo en aras del bien común resulta mucho más eficaz. En la sucesión no tan solo intervienen el empresario, el sucesor y la familia. Otro actor muchas veces olvidado en el proceso es la organización. Aquí la novena receta es clara: contagie a la empresa. Una organización que comprende y participa en el proceso de sucesión se adaptará más rápido al nuevo liderazgo y a la nueva estructura propietaria. Para finalizar, el décimo consejo: buscar alternativas, abrirse a nuevas posibilidades que puedan dar solución a las necesidades de la familia y de la empresa.