La diferencia en una empresa entre ser equipo y grupo

Hoy en día se usa muy a la ligera la palabra equipo, cuando la diferencia entre un equipo y un grupo es tan abismal cómo la relación entre amigos y conocidos.

hand-3203070_960_720.jpgCuando un consultor externo llega a una empresa, una de las primeras gestiones que hace es analizar la comunicación interna de la empresa, ya que esta es uno de los factores clave de su buen funcionamiento.

Una de las dinámicas que suelen usar estos consultores es el coaching de equiposmediante el cual el consultor o coach establece un diagnóstico mediante el cual formula las bases por las cuales la comunicación no fluye de manera correcta, causando en la empresa una pérdida de efectividad y, por ende, de dinero.

Uno de los factores clave para este funcionamiento en la comunicación interna es el establecimiento claro y conciso de los roles de cada uno dentro de la empresa, tanto a nivel personal como de equipos. A menudo se cree que, mediante la transformación digital que estamos adaptando en nuestros estilos de vida, estos problemas se solucionan por si mismos. Sin embargo, es necesaria la voluntad tanto individual como grupal de la organización para hacerlo posible, mediante unos procesos previos a la digitalización, ya que las empresas no están compuestas por máquinas sino por personas.

Otro de los factores clave para este funcionamiento es la admisión de culpa en el sentido de la realización de un pacto, mediante formulas concretas, para encontrar los problemas y plantarles cara con determinados protocolos. De otra manera, si no se admite que no se está haciendo correctamente nada cambiará. Por lo tanto, es muy importante afrontar estos conflictos con una mentalidad positiva sin quedarte únicamente en el error, sino en gestionar el cambio teniéndolo en mente para no incurrir de nuevo en él.

En empresas en las que la competitividad a nivel interno está muy enfocada, como aquellos departamentos de ventas que trabajan de manera individual a la vez que conjunta, es importante enfocarse en el objetivo final en lugar de los objetivos individuales de cada uno debido a que, de otra manera, si bien logras una mayor entrega por partede tu equipo, bien cierto es que mucha información que podría ser aprovechada por unos u otros se pierde en el camino por miedo a esa competencia. Aquí entra de nuevo el concepto de gestión de los conflictos.

En muchos casos, el foco se sitúa en las relaciones entre los miembros de un equipo o entre equipos, también en situaciones consolidadas de conflicto, casos estos últimos en que no es nada fácil avanzar y en los que los directivos o jefes tienen un papel relevante, ya que está en su mano una mejor comunicación, unas instrucciones claras, una pauta de la gestión del proceso.

Por lo tanto, los problemas internos de la empresa muchas veces pasan, en conclusión, por la relación interpersonal y la comunicación efectiva entre personas y equipos.

 

 

Las preguntas poderosas

Una pregunta poderosa es aquella que no se puede responder con un sí o un no, es una pregunta abierta, una pregunta que lleva a la reflexión, que mira al futuro y abre posibilidades y alternativas. Para ser capaz de responder a ella tenemos que hacer un ejercicio de introspección y autoconocimiento muy importante.

 

Aquí dejo 10 ejemplos de preguntas que pueden cambiar nuestras vidas:

  1. ¿Qué me gustaría hacer de verdad con mi tiempo?
  2. ¿Cuáles son mis puntos fuertes y cales mis áreas de mejora?
  3. ¿Qué tengo pendiente de hoy?
  4. ¿Qué legado me gustaría transmitir?
  5. ¿Qué necesita mi familia de mí?
  6. ¿Qué hábitos mejorarían mi salud?
  7. ¿Dónde me gustaría estar en el ámbito laboral en cinco años?
  8. ¿Qué relación mantengo conmigo mismo?
  9. ¿Cómo me gustaría que me recordaran?
  10. ¿Qué decisiones son las que más me cuesta tomar?

 

Hay quien define el coaching como el arte de hacer preguntas, interrogantes en nuestra vida que acompañan a las personas. Con la propia respuesta de uno mismo se consigue un auto aprendizaje muy amplio que permitirá a cada uno redescubrirse constantemente y adquirir nuevas creencias que le posibiliten alcanzar sus retos, abriendo nuevas posibilidades de acción en el futuro.

Las 8 claves de un equipo de alto rendimiento

Las empresas exitosas que crecen y son competitivas se caracterizan por la fuerza de sus personas y sus equipos de trabajo, independientemente de su tamaño. En el momento en el que se pasa del “qué” al “cómo” y del “papel y la estrategia” a las “personas” la eficiencia de los equipos, sean grandes o pequeños, determinará el grado de éxito en el logro de los resultados.

Los 8 factores clave para construir equipos de alto rendimiento son estos:

  1. Tener una visión compartida, un objetivo común
  2. Definir claramente, de forma consensuada, el cómo se toman las decisiones
  3. Establecer unas reglas de juego aceptadas por todos los miembros del equipo
  4. Poner en marcha un protocolo de reuniones que permita sesiones de trabajo ágiles, cortas y eficaces
  5. Diseñar un reparto eficaz de roles y tareas entre los integrantes del equipo
  6. Fomentar la creatividad, la innovación y la puesta en juego del talento de todos los miembros del equipo
  7. Desarrollar una comunicación eficaz, resolver los conflictos en positivos y fomentar la relación entre los integrantes
  8. Utilizar la interacción y la experiencia mutua para generar un aprendizaje continuo y compartido

Todas estas características se resumen en dos competencias imprescindibles para formar equipos eficientes; la confianza y el compromiso.

El coaching de equipos es una disciplina que ayuda a los equipos a tomar conciencia de sí mismos y a mejorar su rendimiento y agilidad.

Ikigai: tres virtudes para encontrar tu samurai interior

Durante más de 700 años, el código ‘bushido’ rigió los corazones de los guerreros japoneses, los temibles samuráis. Equiparable en cierto modo a las reglas de caballería de nuestros caballeros medievales, el ‘bushido’ presenta unos principios que siguen vigentes en la mentalidad japonesa y que nos pueden ser de mucha utilidad en nuestra búsqueda del ikigai.

Las películas, las series de televisión y los dibujos animados nos han trasladado una imagen mítica de los guerreros samurái. Una foto fija entre el misticismo zen y la caballería pesada. Sin embargo, a pesar de ir armados con afiladas katanas y cubiertos de ornamentadas armaduras, lo cierto es que la posesión más preciada de estos hombres no era una cosa ni la otra. Su auténtico tesoro está recogido en las siete virtudes del “camino del guerrero”, que se traduce como bushido.

Con esto en mente, y teniendo en cuenta que la casta samurái gobernaba el país del Sol Naciente, no es raro que Inazo Nitobe bautizara su libro seminal sobre el bushido como “el alma de Japón”. Tampoco es extraño que los principios samurái nos sirvan para aplicarlos a otra aportación de la cultura japonesa: el ikigai, la búsqueda del sentido de la vida.

Hoy me voy a centrar en cómo se aplica a partir de tres virtudes extraídas directamente del código bushido:

 

Makato: la completa sinceridad

Una absoluta sinceridad con uno mismo es fundamental para responder a las preguntas que nos ayudan a encontrar nuestro ikigai. Responder con honestidad completa a preguntas personales como ¿Cuál es mi elemento? ¿Con qué actividades realmente disfruto? o ¿Qué me gustaba hacer de niño? resulta clave para no engañarnos a nosotros mismos y hallar nuestro auténtico ikigai. Además, en el mundo samurái, la sinceridad no era simplemente una expresión mental: para ser completamente sincero, tus palabras deben coincidir con tus acciones.

Yu: el heroico coraje

Para poner en acción las conclusiones, hace falta valor. El yu, o coraje heroico, era una de las virtudes más preciadas por los guerreros samurái, y es también necesario para afrontar cambios en nuestra propia vida. La rutina y la inercia pueden resultar una losa difícil de quitarse de encima, y requerir valor. No es una batalla marcial contra enemigos de carne y hueso, sino una batalla mental: no por interior menos dura.

Meiyo: el digno honor

Tal vez la más conocida de las virtudes samurái, el meiyo es también la más difícil de traducir. Significa honor, pero no en el sentido de honestidad, sino que está más relacionado con el buen nombre y la estima. Tener una cuidada autoestima y una preocupación por uno mismo es también un requisito fundamental a la hora de encontrar nuestro ikigai.

 

Llega 2018 – Un nuevo año lleno de posibilidades

Felicitacion_Navidad2017_MontseAltarriba

Acaba 2017 en un año lleno de retos para mí: la consolidación de la Escuela de Coaching EDPyN , la apertura de EDPyN Consulting, el gabinete de consultoría hermanado a la escuela y la publicación de mi libro Coaching para Pymes.

Estos tres elementos vehiculan mi apuesta personal en este 2017 por el desarrollo de personas y negocios, de la mano de las tres disciplinas profesionales que ejerzo en la actualidad: el coaching, la formación y la consultoría.

Ha sido muy gratificante para mí la satisfacción de los alumnos de las primeras promociones de la escuela; al cierre de nuestro primer año de actividad han pasado por nuestras aulas cerca de 40 alumnos.

En mi actividad como consultora del departamento de consultoría estratégica de Pimec, he acompañado a más de 30 empresas a planificar su relevo generacional y a mejorar la gestión de sus equipos de dirección.

Este año 2017 he participado como formadora de las materias opcionales de crecimiento personal del programa Consolida´t de Pimec en Barcelona, un programa dirigido a autónomos que buscan mejorar el resultado de sus negocios. Ha sido un placer acompañar a estos profesionales a buscar alternativas de gestión y a mejorar sus competencias y habilidades que impulsen su papel al frente de sus negocios.

En el mes de junio participé como ponente en la feria BIZ Barcelona, la feria del emprendimiento para pymes y autónomos, con una conferencia sobre la transformación digital y la cultura colaborativa.

Montse Altarriba BIZ Bcn 1

Y en Septiembre de este año se publicó mi libro “Coaching para Pymes”, en el que de manera simple y didáctica, quiero exponer mi opinión de que llegó la hora de que el Coaching, como potente disciplina de gestión del cambio, entre en la pyme para quedarse. Es hora de que los pequeños empresarios y profesionales se beneficien de las aplicaciones de esta técnica que se ha revelado una gran herramienta de desarrollo en empresas de mayor tamaño y organizaciones.

Para cerrar este 2017, tan solo me queda desearos unas Felices fiestas y enviaros mis mejores deseos de éxito y bienestar para el próximo año 2018.

En lo personal, seguiré trabajando para que este 2018 sea para mí y para mis clientes un nuevo año lleno de posibilidades.

¡Feliz Navidad!

 

 

 

Coaching para Pymes

Coaching para Pymes Montse Altarriba

El coaching es una disciplina de gestión del cambio que llegó al mundo de la empresa hace unos veinticinco años en el ámbito del desarrollo de personas. El coaching es una relación profesional entre el coach y el coachee (cliente) en el que ambos trabajan juntos para que el cliente logre aquellos objetivos que se haya marcado.

Cuando hablamos de coaching, hablamos de resultados extraordinarios, hablamos de cambio, hablamos de tomar conciencia y abrir alternativas, y especialmente hablamos de hacer distinto, de acción. El coaching se ha revelado como una herramienta que ha dado excelentes resultados en la gran empresa, consiguiendo mejoras de la productividad y del rendimiento de las personas, lo que por descontado repercute en una mejora de los resultados del negocio.

Este es un país de pymes, sabemos que la pyme representa el 98% de la estructura empresarial, y además el tamaño de las empresas es en su inmensa mayoría pequeño o muy pequeño. Una red empresarial atomizada, con mucha flexibilidad y adaptación, pero con dificultades para la financiación y el crecimiento. No vamos a negarlo, en el mundo de los negocios, el tamaño sí que importa. Escalar el negocio suele ser un reto importante para cualquier pyme. Además de una constante preocupación por incrementar el volumen de negocio, la pyme se enfrente hoy a dos desafíos más: sobrevivir a la transformación digital y que las personas que conforman el negocio se abran y se adapten al cambio.

En esta imprescindible adaptación al cambio, el coaching puede ser un gran aliado. No cerremos los ojos: se trata de renovarse o morir.

El coaching puede ser un gran aliado para las pymes, una herramienta que puede ayudar y mucho al empresario a liderar el cambio en primera persona. Sin un líder que se ocupe del qué y que mantenga la motivación adecuada para gestionar el cambio, este cambio va a resultar muy complicado de poner en marcha.

Los negocios han entrado en una nueva era: aunque resulte paradójico, en esta era digital, se necesita más que nunca apostar por las personas y apostar por su desarrollo. Y en eso, el coaching es la llave que abre la puerta del cambio. Es hora de que el coaching llegue también a la pyme, para quedarse.

Todo eso y más es lo que el lector podrá encontrar en el libro “Coaching para Pymes” de Montse Altarriba, una lectura fácil y didáctica en la que conocer las claves de esa transformación. Para adquirir el libro y saber más sobre cómo la pyme puede transformar su presente e invertir en su futuro, le invito a visitar este link libro .