Las 8 claves de un equipo de alto rendimiento

Las empresas exitosas que crecen y son competitivas se caracterizan por la fuerza de sus personas y sus equipos de trabajo, independientemente de su tamaño. En el momento en el que se pasa del “qué” al “cómo” y del “papel y la estrategia” a las “personas” la eficiencia de los equipos, sean grandes o pequeños, determinará el grado de éxito en el logro de los resultados.

Los 8 factores clave para construir equipos de alto rendimiento son estos:

  1. Tener una visión compartida, un objetivo común
  2. Definir claramente, de forma consensuada, el cómo se toman las decisiones
  3. Establecer unas reglas de juego aceptadas por todos los miembros del equipo
  4. Poner en marcha un protocolo de reuniones que permita sesiones de trabajo ágiles, cortas y eficaces
  5. Diseñar un reparto eficaz de roles y tareas entre los integrantes del equipo
  6. Fomentar la creatividad, la innovación y la puesta en juego del talento de todos los miembros del equipo
  7. Desarrollar una comunicación eficaz, resolver los conflictos en positivos y fomentar la relación entre los integrantes
  8. Utilizar la interacción y la experiencia mutua para generar un aprendizaje continuo y compartido

Todas estas características se resumen en dos competencias imprescindibles para formar equipos eficientes; la confianza y el compromiso.

El coaching de equipos es una disciplina que ayuda a los equipos a tomar conciencia de sí mismos y a mejorar su rendimiento y agilidad.