Cómo alcanzar el objetivo

objetivo montse altarriba

La mejor manera de alcanzar un objetivo es empezar con un fin en mente. Visionar aquello que queremos lograr nos ayuda a iniciar el camino con mayor determinación y motivación. Cuanto más clara, específica y detallada sea nuestra visión, más posibilidades tendremos de alcanzarla. Debe ser positiva y alentadora, para que sirva como fuente de inspiración para nuestro hacer futuro. La fuerza de la visión radica en lo que supone como desafío al pasado, en lo que el alcanzarla amplíe nuestra zona de confort. La visión será más deseable cuanto más justifique el esfuerzo que sea necesario realizar para lograrla.

Una vez establecido el compromiso con alcanzar esa visión, hay que empezar a caminar hacia allí. En ese camino es muy posible encontrar dificultades y situaciones complicadas. Una actitud positiva, determinación y una buena dosis de esfuerzo, nos ayudarán a superarlas.

Marshall Golsmith en su libro “Un Nuevo impulso” (2007) nos da algunas pautas para llegar a lo más alto. Así nos exhorta a:

    – no juzgar

   – evitar empezar las frases con “no”, “pero”, “sin embargo

   – no hablar en los momentos de ira

   – otorgar el debido reconocimiento

   – no poner excusas

   – no aferrarse al pasado

    – escuchar

    – no castigar al mensajero

     – y dejar de lado la excesiva necesidad de “ser yo”

En ese camino desde lo que soy a lo que quiero ser, entre la situación actual y la situación ideal, cobra mucha relevancia el comportarse de una manera comprometida y responsable. Y en especial, tener muy presente el propósito de querer llegar allí, el “para qué” de lo que quiero alcanzar. Eso facilitará que nuestra visión se haga realidad y no quede simplemente en un sueño.

Networking, cómo construir vínculos de confianza

networking-montse-altarriba

El networking es un arte, el de construir vínculos de mutuo beneficio de forma estratégica. Aprender a construir relaciones de confianza y practicar un networking efectivo requiere práctica, método y cierta dosis de esfuerzo.  Generar contactos conlleva saber escuchar, tener empatía, percibir emociones e interpretar comportamientos, comunicar de forma eficaz y negociar. Los vínculos humanos están hechos de confianza y solamente se construye confianza mediante la aportación de valor.

Empecemos por analizar nuestro DAFO personal. Conocer nuestra misión personal, nuestro valor añadido y tener clara nuestra estrategia y objetivos nos ayudará a iniciar nuestra labor de networking con foco y mayores probabilidades de éxito.

En el antes: aprender a seleccionar los eventos a los que acudir es muy importante para rentabilizar nuestros recursos, fundamentalmente tiempo y dinero. Seis preguntas nos ayudarán a analizar cada oportunidad: ¿Qué espero conseguir? ¿Cuál es el público objetivo del evento? ¿Qué posibilidades de interrelación ofrece el evento? ¿Qué oportunidades claras de generación de valor puedo ver antes de ir? ¿Cuál es su coste de oportunidad? ¿Cuánto cuesta participar en el evento?

En el durante: es aquí donde juega la autenticidad, la improvisación y la sorpresa. La conversación empieza con el small talk, que sirve para establecer el tono de la conversación y romper el hielo. La despedida es también muy importante, sobre todo porque permite dejar una impresión final cómoda y positiva. Recordemos que la comunicación no verbal dice mucho de nosotros, la impresión que le queda a la otra persona está mucho más influida por el aspecto, los gestos, la mirada, el tono de voz o la forma en que dimos dos besos o estrechamos la mano.

En el después, debe procesarse toda la información recibida, priorizar las posibilidades derivadas y poner en marcha acciones posteriores con aquellos contactos interesantes.

Y para acabar, la regla de oro a seguir. Al pedir un favor, extender una invitación o proponer un proyecto, siempre debe formularse la petición de manera que al otro le sea fácil y cómodo decir que no. Aceptar un no o una no respuesta con elegancia y deportividad es una de las mejores habilidades del networker experimentado.

 

Las nuevas competencias del “líder extraordinario”

líder extraordinario

En 2010 John Zenger y Joseph Folkman acuñaron el término de “líder extraordinario”. Tras una extensa investigación llevada a cabo a partir de una base de datos de doscientas mil evaluaciones de 360 grados, que describían a veinte mil líderes, los autores desarrollaron una modelo de liderazgo a través de dieciséis competencias agrupadas en cinco áreas.

La primera de las áreas es el carácter. Aquí el líder extraordinario destaca por su integridad (1) y honestidad, por estar alineado con la organización, ser fiable y mostrar credibilidad.

La segunda área es la competencia personal. En esta área destacan cuatro competencias que identifican a los líderes excepcionales:

  • La competencia técnica (2)
  • La capacidad para analizar (3) y resolver problemas
  • La innovación (4)
  • El desarrollo personal (5) y el aprendizaje continuo

La tercera área es la orientación a resultados. Tres son las competencias relevantes en esta área:

  • Promover la obtención de resultados (6)
  • Establecer metas exigentes (7)
  • Tomar la iniciativa (8)

La cuarta área son las habilidades interpersonales. Aquí los autores recogen cinco competencias clave:

  • La comunicación eficiente (9)
  • El ser fuente de inspiración y motivación para los demás (10)
  • Establecer buenas relaciones, generar confianza (11)
  • El desarrollo de colaboradores (12)
  • La colaboración (13) y el trabajo en equipo

La quinta y última área es el liderazgo para el cambio y tres son las competencias que aquí se requieren:

  • Desarrollar la perspectiva estratégica (14)
  • Promover el cambio (15)
  • Apertura (16) al mundo exterior.

El neuroliderazgo hoy en día aporta una visión complementaria, valida muchas de estas competencias y las complementa con algunas nuevas, como son la necesidad de un equilibrio mente cuerpo para lograr un funcionamiento saludable del organismo, la curiosidad como el deseo de explorar y aprender, la actitud entendida como una disposición efectiva hacia el pensar en GRANDE y la experimentación y finalmente la intuición, siendo ésta la capacidad de saber sin involucrar el razonamiento consciente.

 

Comunicar en público: 3 reglas de oro

comunicar en publico

Arancha Ruiz, headhunter y experta en personal branding, estuvo en ESADE Barcelona hablando sobre comunicación y marca personal.

Para Arancha los tres factores de éxito de la marca personal son el talento, la innovación y la visibilidad o comunicación. La marca personal es en sus palabras “lo que tú quieres que los demás piensen de ti”. Tener un objetivo claro de qué queremos hacer y para qué, poner en valor nuestras cualidades, nuestros atributos, saber a quién nos dirigimos y quiénes son nuestros compradores, nos ayudará a definir nuestra estrategia de marca personal. Arancha nos habló de los factores críticos de la comunicación en público, que en su opinión son:

  • La audiencia: analizar al público al que nos dirigimos, trasladar un mensaje claro, convencer y conectar, son los aspectos básicos a tener en cuenta.
  • Un mensaje estructurado: qué vamos a contar, quiénes somos, por qué explicamos esto y para qué son las preguntas a las que una exposición eficaz debe dar respuesta.
  • El entorno y condiciones del lugar.
  • El ponente: la preparación y la práctica son vitales para conseguir una exposición clara e impactante.
  • El momento de la presentación: el control de los nervios, el tener recursos para gestionar el momento y una buena preparación corporal nos ayudarán a comunicar mejor.

Arancha nos dio algunos consejos para evitar los errores más frecuentes: no haber analizado a la audiencia y a la competencia, no hablar de nuestro tema y mostrar un desequilibrio entre lo racional y lo emocional. Y acabó con lo que para ella son las tres reglas de oro de una comunicación en público eficaz:

  • Make me care
  • Be different
  • Be relevant

Antiaging cerebral

antiaging cerebral

En la última década, hay un creciente interés por la neurociencia, especialmente en busca de respuestas a cómo avanzar en la cura de ciertas enfermedades neuronales, cómo desarrollar el potencial del sistema neurológico, cómo mantener e incrementar el rendimiento cognitivo o la simple curiosidad de saber más sobre el funcionamiento de una de las creaciones más maravillosas de la naturaleza, el cerebro.

La principal función del cerebro es mantener vivo al organismo para que pueda interactuar con el entorno, a través de sus tres funciones, sensitiva, motora e integradora. Hoy sabemos que el cerebro es moldeable y que gracias a su neuroplasticidad – la extraordinaria capacidad para formar redes neuronales nuevas o modificar las existentes de forma constante – todos podemos desarrollar sus funciones ejecutivas a cualquier edad.

El cerebro está en permanente desarrollo durante la niñez, la infancia y la pubertad, alcanza su madurez hacia los treinta años y su pleno desarrollo a los cuarenta. A partir de esa edad, mantener un cerebro sano y balanceado es fundamental para retrasar su envejecimiento y ganar en calidad de vida. Los temas que más preocupan a medida que envejecemos son la memoria, su deterioro y la reducción de la velocidad de procesamiento de la información.

La neurociencia ha puesto en evidencia una serie de actitudes vitales que nos ayudan a retardar el envejecimiento cerebral: la primera de ellas es la práctica del ejercicio aeróbico de forma moderada, de 30 a 60 minutos, tres veces por semana. Además de oxigenar las células cerebrales, el deporte libera neurotransmisores como la dopamina y la serotonina que ayudan a reducir el estrés. Dormir bien es otra de las principales recomendaciones a seguir si queremos ayudar al equilibrio de nuestro cerebro. Él nunca duerme y mientras dormimos la neocorteza y el hipocampo consolidan los recuerdos.

Una alimentación sana es un hábito muy importante para mantener el cerebro en forma, al aportar los nutrientes necesarios. El evitar aquellas cosas que podemos calificar como tóxicas por descontado evitarán desequilibrios y disfuncionalidades: el alcohol, el tabaco, las drogas e incluso las relaciones que nos limitan. En el ámbito de las relaciones, es muy recomendable el salir de la rutina y mantener una actitud abierta y curiosa a aprendizajes y experiencias, que nos reporten diversión y diversidad. La risa es una gran aliada para activar el núcleo accumbens lo que provoca una sensación de bienestar que puede durar horas. En el ámbito personal, nos van a ayudar mucho los pensamientos positivos, la gestión de las emociones y el disfrute de las pequeñas cosas. Practicar la visualización creativa, dominar la técnica de la respiración profunda, utilizar el lenguaje en positivo y eliminar los bloqueos internos a la creatividad, nos va a permitir tener un cerebro más activo.

El coaching promueve estas actitudes e incorpora muchas de estas técnicas, para permitir aprovechar la máxima potencialidad de nuestro cerebro, descubrir alternativas y nuevas posibilidades y así conseguir resultados extraordinarios en nuestro día a día a cualquier edad.

El juego interior de Gallwey

juego interior

Timoty Gallwey está considerado el padre del coaching moderno, tras la publicación en 1974 de su libro “El juego interior del tenis”. Gallwey era profesor de tenis y se dio cuenta de que cuanto más se esforzaba en enseñar a sus alumnos la manera “correcta” de jugar, más les costaba. En cambio, cuando se limitaba a mostrarles el golpe, el recorrido de la bola y dejaba que cada uno de ellos encontrase su mejor manera de hacerlo, mejores resultados obtenía.

El tenis es un deporte con un componente mental importante, actúan lo que él llamó los dos “yoes”: el “yo interno” y el “yo externo”. Éste último genera un flujo constante de pensamientos basados en percepciones externas que inhiben al “yo interno”. El juego exterior se juega en un escenario externo en el que se deben superar obstáculos para alcanzar un objetivo externo. Mientras que el juego interior se lleva a cabo dentro de la mente del jugador y se juega contra obstáculos internos como son el miedo, la duda, los lapsos de atención, y la limitación de conceptos o suposiciones. El juego interior se juega para superar aquellos obstáculos autoimpuestos, creencias limitantes, prejuicios, que impiden a la persona acceder a todo su potencial.

Las cuatro habilidades del juego interior según Gallwey son:

1.- Dejar de juzgar

2.- Dejar que ocurra

3.- Creación de imágenes, visualización

4.- Concentración

En definitiva, el camino del éxito en el tenis y en la vida según el autor consiste en confiar en uno mismo, confiar en ese “otro yo interior” y tener claridad respecto a nuestras prioridades. Gallwey llevó esos principios sacados de sus observaciones en las clases de tenis al mundo de la empresa, ayudando a personas y a equipos a mejorar sus habilidades y conseguir sus objetivos, a partir del desarrollo de ese “Juego Interior”. Los mismos principios que hoy, 40 años más tarde, propugna el coaching ejecutivo tanto a nivel individual como el coaching de equipos.

Dolor vs sufrimiento

dolor

La tristeza es una de las seis emociones básicas. Como toda emoción, es algo sobrevenido, biológico. La tristeza nos predispone a la inacción y a la reclusión; indica una necesidad de recogimiento, de mirar hacia adentro, de entender de dónde viene ese dolor.

Situaciones de duelo por la pérdida de un ser querido o por la pérdida de algo muy estimado conllevan habitualmente un gran dolor, y éste, por ser una reacción biológica de nuestro organismo, es inevitable. El sufrimiento, sin embargo, es opcional. El sufrimiento viene de la interpretación que damos a ese dolor, del cómo lo vivimos. Y en muchas ocasiones se revela como innecesario. Con la ayuda del coaching podemos vivir estas situaciones de una manera más eficaz, modificando esas creencias y juicios que nos limitan y aprender a gestionar nuestras emociones de una forma más positiva.

Jorge Bucay en su libro “El camino de las lágrimas” (2002) nos da una serie de recomendaciones frente a una situación de duelo:

Los SÍ

– Date el permiso de sentirte mal, necesitado, vulnerable.

–  Confía en tus recursos para salir adelante.

–  “Cuando una puerta se cierra, otra se abre”.

–  La aceptación, el camino sólo sigue hacia adelante.

–  La vida te espera llena de nuevas posibilidades, tu vida continúa.

–  Las 3 D: descanso, disfrute y diversión.

–  Compartir lo aprendido, hablar a otros sobre tu experiencia.

Los NO

– No esconderse, nunca cierres tu corazón al dolor, no te hagas el fuerte.

– No descuidarse.

– No te apures, recorrer el camino requiere tiempo.

– No a la auto exigencia.

– No dejes de pedir ayuda.

– No tomes decisiones importantes, calma.

– No al olvido, no intentes olvidar lo que pasó, al contrario, recuerda.

Familia vs Empresa, juntos pero no revueltos

empresa familiar

En el congreso BIZ Barcelona, celebrado los días 1 y 2 de Julio 2015 en la Fira de Montjuic, se habló mucho de empresa, de empresarios y también de familia. La empresa familiar está muy presente en el mapa empresarial de nuestro país, con una problemática y características propias que condicionan en parte su misión, visión y estrategia.

Gregorio Andreu ofreció una charla sobre “Empresa familiar o familia empresaria, retos y oportunidades”. Destacamos algunas ideas de lo que nos contó en su conferencia:

  • La empresa familiar debe preparar a los sucesores para el liderazgo
  • La visión se establece a largo plazo pero la acción se pone en marcha a corto plazo
  • La empresa familiar necesita una reflexión continua de lo que ocurre en su entorno y es bueno que esté preparada para adaptarse a los cambios
  • La experiencia dice que es productivo traer talento de fuera de la familia
  • En los órganos de gobierno de las empresas familiares no siempre están desarrolladas las habilidades de la escucha y la toma de decisiones de manera compartida y alineada con el equipo
  • Y finalmente una última recomendación: no todo el mundo puede estar dentro

La apertura al exterior tanto a nivel de innovación, talento, personas, equipos, como a nivel de actitudes y mentalidad está marcando la diferencia entre empresas familiares exitosas y el resto. Un tema recurrente en la empresa familiar es el relevo generacional, que suele estar centrado en el sucesor y en ocasiones se olvida del predecesor, que también necesita de un acompañamiento en este proceso. Los expertos recomiendan trabajar con cierto tiempo y anticipación un plan de relevo generacional que permita una transición eficaz y no disruptiva.

El coaching ejecutivo y particularmente el coaching de equipos se revelan como herramientas muy potentes de acompañamiento y facilitación de estos procesos de transición en las empresas familiares, especialmente en etapas de crecimiento y de sucesión.

Los 7 Thinks de la creatividad

7 thinks

La creatividad es una de las competencias más necesarias tanto a nivel personal como profesional en nuestros días.Vivimos inmersos en un entorno VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo) en el que las habilidades clave necesarias son el aprender de situaciones distintas, integrar posiciones contrarias, tener una mente abierta, poner foco en lo importante y crear e innovar constantemente. El pensamiento creativo nos ayuda a enfrentarnos a la volatilidad de este entorno del siglo XXI.

Desarrollar nuestra imaginación, pensar fuera de la caja, buscar alternativas, reconocer patrones en la diversidad y ver lo que todavía no existe nos permitirá generar nuevas ideas necesarias para responder de una manera más eficiente a los retos de nuestro futuro.

Franc Ponti, profesor de EADA y experto en creatividad, habla de 7 vías para potenciar esa creatividad, los 7 Thinks,que son:

  • Think Zen: disponer de un lugar tranquilo para hacernos preguntas, para reflexionar, para investigar y evaluar nuestro entorno.
  • Think PO o pensar fuera de la caja: nos invita a ser polémicos con las ideas establecidas y abrir nuevos caminos.
  • Think Open: pensar aprovechando los contactos y personas que nos rodean, estar abiertos a lo diferente.
  • Think Flow: la capacidad de pensar sin obstáculos y en grupo, sin miedos ni críticas constructivas
  • Think Emotional: la creatividad proviene de la capacidad de asombro, de la curiosidad y de la vivencia de experiencias diversas y distintas.
  • Think Happy: crear entornos específicos para que cada persona pueda desarrollar su creatividad ajustándose a sus características particulares.
  • Think Team: el grupo como instrumento para retroalimentar la creatividad y hallar nuevas soluciones a los problemas.

El nuevo líder: el neurolíder

ser un neurolíder

El recientemente fallecido economista Warren Bennis decía que “el liderazgo es la capacidad de transformar la visión en realidad”. La visión -en qué queremos convertirnos en un futuro, sea como persona, sea como entidad, empresa u organización- no es tan importante por lo que dice, sino por lo que permite. Orientar nuestras acciones a conseguir hacer realidad esa visión es lo que nos abre todo un mundo de nuevas posibilidades. El líder es el que tiene la responsabilidad de dedicarse a ese qué, y dejar el cómo para el resto. Se dice que el líder inspira, marca el camino. Se dice que el líder construye futuro.

Vivimos en un entorno que los expertos han denominado VUCA, un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo. El concepto de neurolíder es más urgente que nunca en una economía globalizada en la que la rapidez de los cambios, la inestabilidad y la incertidumbre son constantes.

El desarrollo de la idea de neurolíder se debe a los avances de la neurociencia. Esta ha tenido en estos últimos tiempos un gran desarrollo a raíz de importantes descubrimientos que han cambiado totalmente algunas creencias y paradigmas que parecían inmutables. Los avances sobre la neuroplasticidad del cerebro -el hecho comprobado de que las neuronas y conexiones neuronales sí pueden regenerarse- han abierto la puerta a numerosos estudios clínicos dirigidos a analizar cómo aumentar su capacidad. La neurociencia ha aportado muchas luces en entender mejor porqué y cómo se comportan las personas, cómo toman decisiones y cómo se establecen los compromisos.

Hoy sabemos que un cerebro en equilibrio, balanceado y sano tiene efectos muy positivos sobre el comportamiento, la atención, la toma de decisiones y la efectividad de la persona. Se ha comprobado que personas que tienen una mejor integración cerebral tienen a la vez una estabilidad emocional mayor, una menor ansiedad y están más abiertos a nuevas experiencias. En el estudio del liderazgo, se abre paso con fuerza en estos últimos años el neuroliderazgo, basado en la idea de que un cerebro balanceado es la base para un buen rendimiento y posibilidad de desarrollo de las competencias que caracterizan al líder del siglo XXI.

El neurolíder es consciente del potencial de su cerebro y se esfuerza por obtener de él los mejores resultados. El neuroliderazgo aporta una visión complementaria, introduciendo nuevas competencias como son la necesidad de un equilibrio mente-cuerpo para lograr un funcionamiento saludable del organismo, la curiosidad como el deseo de explorar y aprender, la actitud abierta entendida como una disposición efectiva hacia el pensar en GRANDE y finalmente la intuición, gran aliada en la toma de decisiones en entornos inciertos y ambiguos.